Conforme las mujeres van promocionando y van ocupando puestos más relevantes, las diferencias salariales son más acentuadas”

    Olga Zamora es la responsable de Igualdad de CCOO de Industria de Aragón. En 2003 entró como delegada en la empresa de logística Plataforma Europa del Grupo Inditex, donde ocupó años más tarde la secretaría general de la sección sindical. En 2008, justo un año después de que saliese la Ley de Igualdad, comenzó a trabajar en la Federación en temas de igualdad. Actualmente ejerce como responsable de la Mujer e Igualdad de la sección sindical de Interempresas de Inditex, coordinando todos los planes de Igualdad del Grupo. Ocupó también el puesto de secretaria de mujeres de FITEQA, antigua Federación de Industria Químicas y Textiles, hasta hacerse con la responsabilidad de Igualdad en la Federación de Industria de Aragón. Con la nueva situación surgida a raíz del Covid-19, reconoce que teme que la crisis afecte de manera sustancial a las mujeres y, por lo tanto, sufran más desigualdades en el ámbito laboral.

    08/06/2020.
    Olga Zamora, responsable de la Mujer e Igualdad de la federación de CCOO de Industria de Aragón

    Olga Zamora, responsable de la Mujer e Igualdad de la federación de CCOO de Industria de Aragón

    ¿Cómo describirías estos años como responsable de Igualdad al frente de la Federación de Aragón?

    Ha sido un trabajo muy gratificante, ya que todo lo relacionado con temas de igualdad, tan necesarios en esta sociedad, los vivo con mucha pasión y entrega. Desde 2007 que comenzamos a negociar Planes de Igualdad en CCOO, ha habido importantes avances que reflejan todo el trabajo realizado y que demuestran, una vez más, la importancia de estos Planes como herramienta para obtener buenos resultados.

    ¿Cómo es el trabajo diario desde la Federación en materia de igualdad? ¿Qué objetivos se persiguen?

    Lo primero es que se firmen todos los Planes de Igualdad que debían haberse firmado y negociado este año, pero que por el tema del Covid-19, se han paralizado. Muchas de las empresas firman los Planes de igualdad porque Inspección de Trabajo llama a sus puertas y no por iniciativa propia. Ahí es donde tenemos que estar las responsables de Igualdad y las delegadas y delegados muy pendientes, para que no se firmen planes de igualdad para cerrar un expediente en Inspección de Trabajo y después, meterlo a un cajón y olvidarnos de él. Un plan de igualdad es un documento vivo que debe ser de utilidad. Nuestro trabajo inmediato es retomar todo los Planes parados, que son muchísimos, ya que son una herramienta imprescindible y eficaz para que los derechos de las mujeres se vean reflejados.

    ¿Qué clases de formaciones se dan a los delegados y a las delegadas en materia de Igualdad?

    Estamos teniendo mucho éxito con las formaciones ya que ha habido un importante crecimiento en los Planes de Igualdad después del Real Decreto Ley 6/2019, que incluye que las empresas más pequeñas que tengan más de 50 personas trabajadoras, tienen la obligatoriedad a partir de 2021 de tener Planes de Igualdad. Por eso los delegados y delegadas necesitan estar muy informados y formados para poder negociar con las empresas estos Planes, tan importantes e imprescindibles. También tenemos formaciones en acoso sexual por razón de sexo y orientación sexual y otra formación sobre violencia de género. Además de dar los cursos de los Planes de Igualdad, también colaboro con la Unión Regional para impartir formación a delegados y delegadas de otros sectores, no solo de industria.

    ¿Están estos talleres divididos por niveles?

    Sí. Hay un módulo 1 inicial para que conozcan los conceptos básicos relacionados con la Igualdad. También hay un módulo 2, donde profundizamos más sobre cómo negociar un Plan de Igualdad en una empresa. Es decir, una formación específica sobre el análisis del diagnóstico, proceso de negociación y documentación necesaria en los Planes de Igualdad. Estas formaciones son prácticas y teóricas y muy dinámicas. Intento que salgan con ganas de negociar un buen plan, y con deberes para sus centros de trabajo

    El Covid-19 ha cambiado la forma de trabajar. ¿Cómo serán ahora las formaciones en igualdad?

    Llevamos unas semanas estudiando diferentes vías para readaptar las formaciones a la nueva situación y formar a los delegados y delegadas de manera virtual.

    El trabajo del sindicato en la negociación colectiva y en los Planes de Igualdad es imprescindible. ¿Cómo son estas negociaciones?

    Los delegados y delegadas han visto que los diagnósticos de situación son una herramienta muy útil que les sirve para muchos otros ámbitos en su trabajo como RLT al tocar muchas áreas, y están más receptivos. Los datos que nos dan en un diagnóstico de situación se pueden utilizar tanto en el área de igualdad como en muchas otras áreas de la empresa como conciliación, promoción, salud laboral, etc.

    Tenemos muy pocas referentes femeninas en los libros de texto. ¿Crees que debe cambiar la educación en este país en materia de igualdad y eliminar los roles establecidos?

    Yo creo que ya está cambiando. Hace unos años el 8-M pasaba desapercibido en los colegios, algo que no sucede en la actualidad. Ahora la semana de la mujer se celebra con diferentes actividades como la Mujer y la Ciencia, Mujeres que han hecho historia, etc. Algo que me emociona y me alegra mucho, ya que la mujer está cada vez más presente en las aulas. Se habla de violencia de género y hay más sensibilización al respecto. La educación en las aulas es fundamental ya que aunque eduquemos a nuestras hijas e hijos en casa en igualdad, es primordial que la base en la escuela sea muy sólida y exista visión de género.

    ¿Qué medidas debe implementar el Gobierno para mejorar y avanzar en materia de Igualdad?

    Los problemas que tenemos con la igualdad y con la violencia de género deben solucionarse desde el Gobierno. Tenemos un problema con la conciliación, con la brecha salarial, con una gran desigualdad entre hombres y mujeres, y con la violencia de género. Es un problema de Estado y debe tratarse con la misma importancia que se tratan otros temas. Se tienen que decretar leyes que protejan a las mujeres y trabajar para que exista igualdad entre hombres y mujeres.

    Muchas veces las mujeres sufren situaciones de acoso laboral y sexual en el ámbito de trabajo. ¿Cómo está la situación en estos momentos y hacia dónde debemos dirigirnos para su erradicación?

    Es importantísimo negociar protocolos de acoso en las empresas, incluso en las empresas de menos de 50 personas que no tengan obligatoriedad de negociar planes de igualdad. Estos protocolos nos marcan el proceso claramente del cauce de las denuncias con sus plazos de investigación con las personas integrantes de las comisiones de instrucción. Es imprescindible que la parte social esté presente en estos procesos. No podemos firmar protocolos de acoso ni ninguna investigación de casos de acoso en la que no hayamos estado presentes. La mayoría de empresas se niegan y no quieren que estemos presentes. Tenemos un gran trabajo por delante de concienciación de las empresas en estos temas.

    ¿Cómo es la realidad laboral de la mujer en Aragón y qué particularidades hay en comparación con el resto de comunidades?

    Como en otras comunidades autónomas el sector industrial, en concreto el de automoción, está muy masculinizado. Es cierto que gracias a los Planes de Igualdad y a la obligatoriedad de las empresas de poner en marcha estos Planes, las mujeres cada vez están más presentes en la industria aragonesa. Hay empleo pero muchos son contratos parciales y las mujeres queremos trabajar a tiempo completo, además hay grandes desigualdades. Hay 36.000 mujeres en la industria manufacturera en Aragón, frente a 68.000 hombres.

    ¿En qué sectores de la industria hay más desigualdad?

    En el sector de la agricultura y en el sector cárnico, las mujeres están muy discriminadas. En el sector del campo las personas trabajan en unas condiciones horribles en general, pero en particular las mujeres sufren en ocasiones acoso sexual. En la automoción y en la industria en general, en producción suelen ser iguales ya que la mayoría están regulados por convenios pero me he encontrado desigualdades importantes conforme las mujeres van promocionando y van ocupando puestos más relevantes. Aquí las diferencias salariales aumentan. He llegado a ver diferencias de 10.000 euros anuales, por ejemplo en ingenieras o puestos de dirección.

    Desde CCOO se ha trabajado mucho en materia de igualdad. ¿Qué riesgos específicos puede traer la crisis económica surgida a raíz del Covid-19? ¿Qué alternativas propone la Federación de Aragón?

    La pérdida de empleo lo primero. Se están destruyendo muchos empleos. Existe el riesgo de dejar de negociar los Planes de Igualdad, que ya lo estamos sufriendo día a día. Hay que seguir trabajando en materia de igualdad ya que es la herramienta para que las mujeres estemos presentes en las empresas. La Ley de Igualdad obliga a tener a un 60%- 40% de mujeres, algo que no sucede la mayoría de las veces en el sector industrial.

    ¿Cuáles son los peligros del teletrabajo para la mujer?

    Tenemos un problema de conciliación. El teletrabajo ha venido para quedarse y es un tema que el Gobierno tiene que legislar. Estamos haciendo el doble de trabajo con el teletrabajo y el trabajo en casa, por eso es importante regularlo. Debe haber una regulación clara que respete la desconexión digital y una labor de concienciación sobre la corresponsabilidad para que la mujer no siga arrastrando en muchos casos esa “mochila cargada de peso”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.